Os dejamos unos trucos para prevenir los golpes de calor.
1. Lleva agua siempre contigo y un bebedero portátil.
2. Evita los paseos en las horas centrales del día.
3. Haz uso del gel refrescante, tanto en forma de esterillas de gel refrescante para casa o bandanas de gel para el paseo.
4. Queda prohibido dejarle esperando en el coche.
5. Proporciona sombras si le gusta pasar mucho tiempo en el jardín.
6. Si le gusta jugar y morder. ¿qué tal un mordedor apto para congelador?
7. Y si tenéis jardín o terraza, una piscina pequeña le ayudará a refrescarse además de pasárselo en grande.




Publicado: 3 de Junio de 2017